Parálisis cerebral en niños

Parálisis cerebral en niños

La parálisis cerebral es un diagnóstico común en niños para un grupo de condiciones que afectan su desarrollo motriz y, es el resultado de un daño cerebral que ocurre antes o durante el nacimiento. Cada niño diagnosticado con parálisis cerebral presenta diferentes discapacidades. Algunos pueden caminar con un dispositivo de ayuda (como un andador o muletas) o con ayuda de un equipo de adaptación para completar sus actividades de la vida diaria de manera independiente. Otros pueden usar una silla de ruedas o requerir el uso de un dispositivo de comunicación aumentativa/alternativa (AAC). 

Aproximadamente 1 de cada 123 niños recibe un diagnóstico de parálisis cerebral, de los cuales entre el 75% y 85% de los diagnosticados tienen «parálisis cerebral espástica», lo que significa que algunos de sus principales grupos musculares tienden a estar tensos (como los pectorales o los isquiotibiales). Con el tiempo, esto puede resultar en dificultades para mantener la postura o para alcanzar diferentes posiciones. Puede afectar los músculos de la muñeca/mano, necesarios para el agarre funcional (afectando su capacidad para arreglarse, vestirse o comer), así como los músculos de la boca/garganta (afectando su capacidad para tragar o hablar). Otras clasificaciones de parálisis cerebral son la atetoide, atáxica y mixta. Con la ayuda de terapia física, ocupacional y de lenguaje, los niños con esta condición pueden ser empoderados para alcanzar su máximo potencial funcional, promoviendo su plena inclusión en sus escuelas y comunidades. 

Para más información, visita https://www.cdc.gov/ncbddd/cp/features/cerebral-palsy-11-things.html